22
Mar

Cortes de Castilla de 1617

   Escrito por: villalaco.net   en Historia

Que no es oro todo lo que reluce es un dicho que a cada paso podemos afirmar. En pleno Siglo de Oro Español las penurias, los escasos recursos y la despoblación llevaron a la miseria a numerosas villas y lugares. Me refiero a los críticos y angustiosos últimos años del reinado de Felipe III.

 

Felipe III de Austria nació en Madrid en 1578 y fueron sus padres Felipe II de Austria y Ana de Austria. Subió al trono en 1598 tras la muerte de su padre, y fue rey de España hasta su fallecimiento en 1621.

Bajo su reinado florecieron las artes plásticas, la música y la arquitectura y España alcanzó su máxima expansión territorial, incorporándose a los territorios en Europa y América, algunos territorios en el Norte de África y en Italia, alcanzándose niveles de esplendor cultural y político que permitieron que España ejerciera su hegemonía en Europa. Fue en este reinado el paso del Renacimiento español al Barroco.

 

Felipe III-2

 

Sin embargo llegado el año 1617 y reunidas las Cortes de Castilla, últimas Cortes del reinado de Felipe III, un sombrío y desconsolador panorama se trazó a sus procuradores en la proposición leída a los mismos en nombre del rey, pintándoles gravísimos apuros económicos y la necesidad de obtener en breve tiempo cuantiosos recursos. Se celebraron en Madrid desde el 4 de Febrero de 1617 al 20 de Marzo de 1620. (1)

Estas Cortes fueron importantísimas en el orden económico y contrastaron en ello con las anteriores celebradas también en Madrid del 6 de Abril de 1607 a Febrero de 1611, pues se produjo un recrecimiento de males y desgobierno. El panorama político se refleja en la proposición real resumiéndose en tres puntos, el africano, el marítimo y el europeo. Guerra en Italia, en Alemania, en Flandes, en los ducados de Juliers y de Cleves, y en África, tumultos en Chile y en Filipinas, multitud de corsarios moros y holandeses pirateando en las costas del inmenso reino. Un cada vez más desacertado e inhábil en sus políticas el Duque de Lerma, valido del rey.

Campos yermos, y despoblados los pueblos desde la expulsión de los moriscos llevada a cabo entre 1609 y 1613. La debilidad de España en aquel año de 1617 era un hecho cierto. Unos tiempos en que ya no hay arrogancia ofensiva, ímpetu caballeresco, si no posturas políticas defensivas.

Constituidas estas Cortes, comenzaron las discusiones sobre la cobranza de las alcabalas. La alcabala fue el impuesto más importante del Antiguo Régimen en la Corona de Castilla, que gravaba el volumen de las ventas, y era el que más ingresos producía a la hacienda real, pues aunque el diezmo era aún más importante, su perceptor principal era la Iglesia, con participación del rey. La denominación se utilizaba habitualmente en plural: las alcabalas.

En su tiempo la alcabala fue objeto de innumerables críticas por parte de contribuyentes, políticos y economistas, por su carácter regresivo y paralizador de la actividad económica. (2)

Resulta asombroso el número de villas y lugares que, a poco de haberse reunido las Cortes solicitaron, en términos lastimosos, la baja de la cuota que les estaba señalada, alegando unas veces la miseria y el empobrecimiento que experimentaban por sequías, tormentas y esterilidad, y otras por la enorme y escandalosa despoblación que por todas partes cundía a causa de la expulsión de los moriscos, y también por los continuos y exorbitantes tributos que se les imponían. Pestes, malas cosechas y exceso de tributos llevaron al despoblamiento de villas y lugares.

Como remedio se propuso rescindir el flujo migratorio a las nuevas colonias de América “más de lo que fuere forzoso y necesario”. Incluso se hizo mención de que la falta de gente en España nacía del exceso de órdenes religiosas y monasterios y que “si no se remedia y ataja, ha de venir a ser la mayor parte de España de religiosos”, pues “ los vasallos se pierden haciéndose frailes y clérigos”, perdiéndose por ello los impuestos que pasan del rey a la Iglesia.

Otros procuradores achacaban las causas de estos males en los excesos, en el lujo de vestir y afán de lujo de todas las clases de la sociedad, a las ventas de hidalguías, a la profusión de mercedes otorgadas por el rey, y finalmente por no haberse fundado los erarios y montes de piedad.

Tal era el horizonte de la situación social, económica y política del reino en aquel Febrero de 1617 que para que los procuradores a Cortes estuvieran iluminados en sus deliberaciones, se encargaron 1.500 misas.

De los muchos casos que constan en las Actas de las Cortes de Castilla celebradas entre 1617 y 1620 referentes a reclamaciones y protestas de villas y lugares evidenciando su imposibilidad de pagar los impuestos, se hizo notorio y afamado el caso de Villalaco, de tal manera que en todas las citas publicadas referentes a aquellas Cortes de Castilla de 1617, no falta mención a la particularidad de este caso.

Fue el 12 de Mayo de 1617. (2) En la sesión celebrada ese día se reunieron los 35 procuradores a Cortes. En esta sesión se hizo relación de la información hecha por el lugar de Villalaco, que por entonces se encuadraba en la Provincia de Toro y del Partido de Palencia.

Antes de la organización provincial surgida en el siglo XIX y vigente hoy en día, hubo otras formas de ordenación territorial. Así, entre 1528 y 1804 existió una provincia llamada de Toro que comprendía territorios hoy de las provincias de Zamora, Palencia, Cantabria y Valladolid.

Esta provincia de Toro comprendía dos territorios separados, llamados partidos: el partido de Toro y el partido de Palencia, en el cual estaba Villalaco.

El escribano de la Corte, Juan de Piera, hizo relación de la información llegada de Villalaco acerca de la miseria que tienen y cuan imposibilitados están de poder pagar el repartimiento de millones o alcabala, que se dice es de 25.042 maravedís en cada año, y que a causa de esto se han vendido las campanas y una Arquilla del Santísimo Sacramento, y que se ha empeñado la custodia del Santísimo Sacramento, un Viril, un Cáliz y una Patena.

La venta de las campanas se hizo con licencia del provisor. También se informó que en los últimos diez años el lugar ha pasado de 40 vecinos a 12 ó 13 este año de 1617, y que son muy pobres, pidiendo la baja de Villalaco en el pago del impuesto de alcabala.

 

DSC_0030 (4)

 

IMG_2475

Campana del SINO dedicada a Santa maría:”ORA PRO NOVIS”

DSC_0297

Campana dedicada a Santa Eufemia donada por el Ayuntamiento en 1843

DSC_0293

Fue grande el revuelo levantado ante tales informaciones aquel 12 de mayo de 1617, empleándose la sesión de aquel día en debatir las necesidades de este lugar de Villalaco.

Se acuerda por todos los procuradores que lo que estuviere empeñado en Villalaco, el reino lo desempeñe, y que haga lo que más convenga para que el santísimo Sacramento y cosas del culto divino estén con la decencia necesaria.

El procurador por Córdoba, don Baltasar de Góngora, apunta “que estando tan asentada la religión cristiana en estos reinos y tan en su punto, a ejemplo de un Rey tan santo como el que tienen, que guarde Dios muchos años para que nos conserve en ella con la pureza que S.M. lo hace, ha hecho muy mal sonido que haya lugar en sus reinos y vecinos que les haya podido pasar por pensamiento hacer semejante cosa como la que aquí ha venido”.

El procurador por Jaén, don Lorenzo Ramírez, propuso “que se den 200 ducados de limosna a este lugar de Villalaco para que la custodia del Santísimo Sacramento y cáliz y patena que está empeñado en poder de Andrés López de Medina, vecino de Palencia, se desempeñe y si sobrase algo de los dichos 200 ducados, se convierta en lo más preciso y necesario del culto divino de la Iglesia del dicho lugar”.

Otros pidieron baja del repartimiento de millones o pago del impuesto de alcabala en la forma acostumbrada para ello con otros lugares.

Finalmente y votado y aprobado todo lo propuesto se levantó la sesión de aquel día, firmando el Acta el Escribano Mayor del reino, Juan de Henestrosa.

IMG_0232

Caja o Arquilla de plata para el Santísimo Sacramento. Parroquia de Santa Eufemia de Villalaco. Siglo XVII

IMG_0231

No fueron buenos momentos aquellos años de principios del siglo XVII en Villalaco. Con 12 ó 13 vecinos empobrecidos por las malas cosechas pocos impuestos podían pagar. La venta de bienes de la Iglesia para pagar los impuestos reales revolvió las entrañas de los muy católicos procuradores a cortes. Con esos 12 ó 13 vecinos podemos suponer que habitaban Villalaco unas 50 personas.

Con el Libro 2º de Bautizados de la Iglesia Parroquial de Santa Eufemia de Villalaco, según el Inventario del año 1922 realizado por don Laurentino Aguado que comienza en 1620 y termina en el año 1700, se puede hacer una relación de los bautizados en esta Parroquia en la década de 1620-1630. (3)

AÑo                                                        Nº DE BAUTIZADOS

1620                                                                         1

1621                                                                         2

1622                                                                         5
1623                                                                         2
1624                                                                         1
1625                                                                         4
1626                                                                         4
1627                                                                       10
1269                                                                         7
1630                                                                         5

En 1617 estaba de cura en Villalaco Juan de Sandoval y atendía la parroquia el clérigo Juan de San Pedro

No mejoró de inmediato la situación a pesar de los esfuerzos de los procuradores a Cortes en 1617, pues en un padrón de vecinos del año 1651 encontramos 11 vecinos, que harían unos 40 habitantes en Villalaco (4):

“En la Ciudad de Burgos a quatro días del mes de abril de mil y sseiscientos y cinquenta y un años ante el Sr. Licenciado don Lope de los Rios y Guzman del …. Y alcalde de hijosdalgo en la cual audiencia y Chancilleria de la ciudad de Valladolid y ante mi el Sr Tomas Gutierrez Procurador del lugar de Villalaco y debajo de Juramento rubrico en forma ….a los vecinos siguientes: Tomás Gutierrez = Marcos Fernandez = Blas Sendino = Juan Gomez = Juan Sendino = Roque Serna = Roque de Castro = Francisco de Aza = Jusepe Ruiz= Mari Ruiz y Antonia Martin viudas = Domingo Gutierrez = Juan Palacios = todos los cuales son pecheros y nunca an sido hijosdalgo ninguno en dicho lugar y asi lo declaro en forma de …”
 
 

NOTAS:

(1) Historia de las Cortes Tradicionales de España. Demetrio Ramos. Editorial Aldecoa-1944. Pág.267-269

(2) Actas de las Cortes de Castilla. Tomo 29. Madrid 1908. Pág. 1-3 y 380-384

(3) Archivo Parroquial de Villalaco. Diócesis de Palencia. Mayor Antigua, 22. 34005 – Palencia

(4) Archivo Histórico Nacional. PROTOCOLOS Y PADRONES,CAJA 123,4

iglesia0011

Campanario en 1979 con la campana de la derecha antes de su caída, rotura y refundición en 1981

 

campanario0012

Campanario en 1987 con la campana de la derecha refundida

 

 

Dejar comentario

Nombre (*)
Correo (no se publicara) (*)
Web
Comentar