29
May

Semana Santa

   Escrito por: villalaco.net   en Iglesia

Del 17 al 24 de Abril de 2011 se celebraron los actos de Semana Santa en la Iglesia Parroquial de Santa Eufemia de Villalaco. Uno de los actos más emotivos que aquí se celebran es el Viacrucis Procesional que en la noche del Viernes Santo recorre las calles con el recogimiento y austeridad que el sentimiento religioso castellano imprime a estas representaciones de Semana Santa.

programa semana santa

En el recuerdo ya, aquel logrado Viacrucis que se celebró en la Semana Santa de 1985. Dos carrozas portaban pasos vivientes. Una representaba a las Tres Marías y el Nazareno y la otra a Herodes y el Sanedrín en el lavatorio de manos. Acompañaban procesionando junto a las carrozas un nazareno penitente, La Virgen de los Dolores (siglo XVIII) portada en andas y El Cristo del Amparo (siglo XVII). No cabe duda que este despliegue de medios involucró a muchos y difícilmente que veamos algo parecido.

ss2185

Más reducido ahora, se sigue realizando el Viacrucis, con las estaciones repartidas por las casas por donde se suele hacer el recorrido y adornadas e iluminadas con la dignidad apropiada.

Se acompaña el Viacrucis que oficia el párroco cantando cada estación, realizando la última en la Iglesia y finalizando con la Salve a la Virgen de los Dolores.

Esta Virgen es de las llamadas imágenes procesionales de vestir. Su advocación real es la de la Virgen del Rosario. Originalmente tenía su ubicación en el retablo llamado de la Virgen del Rosario, junto al Altar Mayor. La salida al mercado de las imágenes de escayola a principios del siglo XX, hizo que se sustituyeran las antiguas imágenes dieciochescas por las nuevas de escayola más modernas y realistas. Así, la Virgen del Rosario fue desplazada a su ubicación actual, sobre el Altar de las Ánimas, instalándose en su nicho a la Virgen de Fátima.

virgen del rosario

Muy antigua debió ser la tradición de vestir a esta imagen de la Virgen del Rosario para diversas ceremonias. Todavía se conservan pedazos de vestido de finas sedas bordadas del siglo XVIII, así como el que a diario viste, muy deteriorado, pero inimitable.

vestido1

El viernes anterior al Domingo de Ramos, llamado Viernes de Dolores, se la viste ya de dolorosa para los actos de Semana Santa.

El Domingo de Ramos comienza repartiendo el romero florido de primavera. Cuentan en Villalaco que una rama de este romero colgado en los vestíbulos de las casas protege de los robos y otros males. Otros y otras tienen costumbre de estrenar ese día alguna prenda de ropa.

La familia materna de Carmen Aguado era la que disponía de las ropas y de los ajuares con que se viste a la Virgen del Rosario. Por lo menos que se sepa, su abuela Ezequiela Sendino ya se dedicaba a estos menesteres. A lo largo de los años, se han ido renovando y sustituyendo las ropas que se iban deteriorando por otras más nuevas, al gusto según la época.

La madre de Carmen, doña Teodosia Santos Sendino, con el vestido suyo de novia, de seda brocada negra de cuando se casó, de aquellos vestidos como los que se usaron hasta que el blanco se impuso en las bodas, confeccionó un vestido para la Virgen del Rosario de toga de lino blanco y con delantal de tablas, también de lino blanco, todo el conjunto en el estilo monja. Esta indumentaria se estuvo usando hasta los años 70, en que Carmen elaboró otro, pero ya en color blanco, que es el que se sigue usando hasta ahora.

boda2

Valeriano Aguado y Teodosia Santos el día de su boda

teodosia1

Teodosia Santos Sendino. Pintura al óleo

Para la Procesión del Encuentro, la Virgen luce un espléndido vestido bordado en seda de raso crudo y un magnífico manto bordado con hilo metálico de plata en seda de raso azul. Antes se la adornaba con una peluca de pelo artificial, el niño Jesús en el brazo y el Rosario de nácar, pero se ha recuperado el antiguo rostrillo de seda bordado en hilo de oro, que realza la imagen de reina, prescindiendo del rosario y de la imagen del niño, al modo de como se vestían en el siglo XIX.

Todas estos conjuntos de ropas para la Virgen y el Niño, se han guardado en esta familia y pasadas de generación en generación, tal cual como dejó escrito Carmen Aguado en un recordatorio depositado en el arcón que ahora los contiene.

recordatorio

La Procesión del Encuentro con la ceremonia del Abatimiento de la Cruz en la mañana del Domingo de Resurrección, antes de la Misa, es otra tradición que año tras año se celebra sin saber, por su antigüedad, cuando comenzó esta costumbre casi exclusiva de Villalaco. El abatimiento de la Cruz se hace previo a quitar el velo de luto a la Virgen. Es la escenificación de la Resurrección: la Cruz y la muerte han sido vencidas y por ello se abate la Cruz hacia el suelo, ante la Virgen primero y después ante el Santísimo bajo palio. Quizás sea tan antigua que no se conoce otro lugar donde ya se haga. Tras quitar el velo, una espléndida y antigua mantilla regalo de doña Teodosia, se entona el Regina Caeli y se vuelve a la iglesia para celebrar la Misa de Pascua.

Era Carmen, lo mismo que su madre y a su abuela, la que revestida de negro cual manola, con peineta y mantilla negra, realizaba el acto del desprendimiento del velo negro a la Virgen.

ss19893carmen

Además del Viacrucis y la Procesión del Encuentro, los Oficios de Jueves y Viernes Santo y la Vigilia Pascual del Sábado son los otros momentos de la Semana Santa.

Tras la Misa de Jueves Santo se lleva la reserva del Santísimo en procesión por la iglesia bajo Palio mientras se canta el “Pangue Lingua” y se coloca en el Sagrario de la Capilla del Monumento. La Iglesia permanece abierta tras estos oficios de Jueves Santo. Ya al caer la tarde, todavía queda un momento para escuchar el Miserere ante el Santo Cristo de la Misericordia. El canto del Miserere en Villalaco puede ser tan remoto como el Calvario del siglo XIV. Por lo menos se guarda el recuerdo de la Cofradía de la Santa Vera Cruz, que regentaba el altar rococó en el que estaba hasta hace pocos años enmarcado este calvario. De esta cofradía da cuentas también un libro parroquial de “Heredades de las Cofradías en la Iglesia Parroquial de esta villa”, entre las que se encontraba ésta de la Santa Vera Cruz además e la Cofradía de Ánimas, la de Nuestra Señora del Rosario y la de Santa Eufemia. Entre los libros que en la Iglesia se conservan hay un cantoral de 1860 con el Oficio completo de Semana Santa envuelto en unas tapas de cuero con fecha de 1818, perfectamente conservado.

csvc11

La riqueza ornamental de estos actos se ve en el magnífico Palio que doña Rufina, la mujer de don Salvino regaló. 6 varas sujetan una tela bordada con la colcha nupcial. El Paño de Hombros restaurado por Carmen es otro ejemplo de esta riqueza. Otros ajuares se guardan y no se utilizan como la capa de terciopelo negro o las casullas del formato antiguo o de guitarra. Pueden verse dos álbum de fotos  en las siguientes direcciones:

https://picasaweb.google.com/Villalacojmtp/OTRASSEMANASSANTAS?authkey=Gv1sRgCJi559v8hs2q-QE#

https://picasaweb.google.com/Villalacojmtp/VILLALACOSEMANASANTA201121A24DEABRIL#

Dejar comentario

Nombre (*)
Correo (no se publicara) (*)
Web
Comentar