29
Ene

Relicario de San Juan de Sahagún

   Escrito por: villalaco.net   en Ermita

Entre las donaciones que se guardan de la Ermita, se conserva un relicario del siglo XVIII de San Juan de Sahagún.

Este relicario es una tela bordada y enmarcada en un cuadro. Barrocamente bordado con hilo dorado, contiene diversos fragmentos de huesos.

Los relicarios son las cajas, estuches u objetos que sirven para contener las reliquias de los santos. La elaboración de los relicarios se convierte a partir del siglo XIII en un verdadero arte y llega a su máximo esplendor en el siglo XVIII.

El que se conserva en Villalaco es del tipo de tela bordada donde los fragmentos de huesos están sujetos al bordado con los mismos hilos de bordar.

Los relicarios tienen el fin de guardar y conservar las reliquias o recuerdos de los santos con el fin de exponerlos a la devoción popular.

San Juan de Sahagún nació en Sahagún (León) el 24 de Junio de 1430 y falleció en Salamanca en extrañas circunstancias el 11 de Junio de 1479. (1)

Del Martiriológico Romano:

«En Salamanca, en España, san Juan de Sahagún González de Castrillo, presbítero de la Orden de los Ermitaños de San Agustín, que, con su santidad de vida y sus coloquios constantes, logró la concordia entre las facciones existentes entre los ciudadanos ( 1479)».

Es patrono de Sahagún y Salamanca.

Se dedicó de lleno al apostolado, con la predicación al pueblo sencillo, la promoción de la paz y de la convivencia social, siempre en defensa de los oprimidos y de sus derechos conculcados.

“Si se me preguntase acerca del comportamiento de fray Juan – testimonia uno de sus contemporáneos – en relación con pobres y afligidos, con viudas y niños explotados, con los necesitados y los enfermos, deberé responder que ya de naturaleza se mostraba habitualmente impelido a ayudar a todos con palabras o con limosnas. Y puso particular interés en conducir a todos a la paz y a la concordia después de haber apagado enemistades y desavenencias. Viviendo en Salamanca, encontrándose la entera ciudad dividida en bandos a causa de divergencias civiles, consiguió evitar muchas luchas sangrientas”.

Debido a sus reiteradas tentativas a favor de la pacificación, en 1476 los nobles de Salamanca firmaron un solemne pacto de perpetua concordia. La fuerza y el valor en sus actuaciones lo sacaba de la eucaristía, que celebraba diariamente con extraordinaria devoción.

San Juan dejó dicho : Sepan que si Dios no da herederos, que es, porque el Señor quiere que lo sean los pobres.

Su humanidad será irrepetible, venerado por Salamanca, sus Artes y su Universidad, muestran Orgullosas su Patronazgo y le rinden un perpetuo Homenaje. Muchas personas y vecinos de toda España han seguido los consejos de San Juan y han dejado sus bienes a los pobres.

El proceso acerca de su vida y virtudes se concluyó con la beatificación, en 1601, y con la canonización, que tuvo lugar en 1690. Las reliquias del santo se conservan en la catedral nueva de Salamanca, ciudad llena de lugares cuyos nombres recuerdan los portentos obrados por el Santo en vida y después de la muerte. (2)

Este relicario de San Juan de Sahagún que se conserva en Villalaco tiene su su elaboración a partir de la fecha de canonización del Santo, fecha en la que la difusión de su santidad fuese mayor, desconociéndose cómo pudo llegar a Villalaco y suponiéndose fue donación de algún particular.

 

relicario-san-juan-de-sahagun

 

dsc_0168-2

 

(1) http://www.salamancaturistica.com/salamanca/curiosidades_sanjuan.php

(2) http://es.catholic.net/op/articulos/31736/juan-de-sahagn-santo.html

 

Dejar comentario

Nombre (*)
Correo (no se publicara) (*)
Web
Comentar