3
Jul

Reserva Natural ?

   Escrito por: villalaco.net   en General

Las condiciones naturales de Villalaco han permitido que especies desaparecidas en otros territorios cercanos habiten todavía aquí.

Sin embargo la actividad humana es el permanente peligro que acecha sobre este espacio natural. De tal manera que el cerco que sobre muchas especies protegidas y en peligro de extinción que en Villalaco habitan, se va estrechando, y si no se pone remedio terminarán desapareciendo de nuestro entorno.

Tanto fauna y flora han encontrado excelentes condiciones en Villalaco a lo largo de la historia. Entre nuestro rio Pisuerga que el valle atraviesa, los arroyos que del monte bajan y nuestros páramos cerrateños,  un monte de robles y encinas sirve de refugio para muchas especies. El rio Pisuerga, por sí mismo, es un hábitat propio de especies acuáticas y de otras que habitan en un entorno fluvial. Las cascajeras por un lado y las oquedades de las rocas calizas de los páramos  por otro, son lugares de nidificación de aves protegidas.

Hubo un tiempo en que venados y corzos eran la base de alimentación de nuestros primeros pobladores. Extinguidos durante siglos de esta tierra, vuelven a poblar nuestros montes siendo visibles hoy de forma frecuente.

En este artículo voy a hablar solamente de varias de estas especies protegidas y curiosas:

Pasando las navidades en Villalaco, el día 2 de Enero de 1990 amaneció con un curioso aviso. Un Lobo había aparecido muerto en las proximidades de la Presa.

Rápidamente salí en esa dirección y junto al nacimiento del canal me encontré un ejemplar de lobo que yacía tumbado de costado. La helada había sido fuerte aquella mañana y su pelo húmedo estaba cubierto de hielo que empezaba a deshelarse con el sol. Estaba completamente rígido. Me lo subí a casa y di parte a la Guardia Civil.

Avisé a Fernando Jubete, naturalista comprometido, hoy delegado en Palencia de la Fundación Globe Nature y miembro de la Asociación para el Estudio y Conservación del Lobo Ibérico. Recogió el cadáver y se lo llevó para utilizar su cráneo de forma didáctica entre los escolares. Seguramente sea el que se ve en su web: http://www.loboiberico.com/index.php?option=com_phocagallery&view=category&id=1:el-lobo-iberico&Itemid=60

Había recibido varios disparos de bala y desde el monte había bajado a morir junto al rio. El difunto Santiago Cabeza me enseñó a identificar sus huellas y vimos su rastro desde las eras, junto a la carretera.

 

 

lobo00111

lobo00211

Años antes, Luis Mari y su tío Emilio, me habían entregado un Alimoche que, vivo todavía, habían recogido en el monte. Había muerto por ingerir huevos envenenados.  Lo llevé a un fraile de la Salle, biólogo, quien lo disecó. Esta curiosa ave, de la que Félix Rodríguez de la Fuente se hizo eco en uno de sus programas, se caracteriza por abrir huevos utilizando piedras.

Un buen artículo sobre el Alimoche se puede ver en el blog

 http://www.faunatura.com/alimoche-neophron-percnopterus.html

 alimoche

Durante la época de la Caza Menor, en el mes de Agosto, he tenido que prestar asistencia a unas cuantas Águilas que habían recibido disparos de perdigones, y al estar heridas no podían volar. Alguna recogí yo y otras me las trajeron. Gracias al Centro de Recuperación de Aves de la Junta de Castilla y León, pudieron salvarse las que sobrevivieron hasta que vinieron a recogerlas. Incluso un cernícalo herido por perdigón en un ala fue víctima de algún desaprensivo. Alimentándolo con gorriones que cazaba a diario, en menos de un mes se curó y felizmente voló de nuevo.

Supongo que el dicho popular “ave que vuela, a la cazuela” sea el lema de más de uno. Menos mal que los cotos de caza se hicieron para proteger la fauna, si no, no sé que hubiera sido de nosotros. Las malas prácticas de unos, incluyendo el uso de estricnina para el control de especies “dañinas”, dan la mala prensa al resto.

aguila0011

El Abejaruco, confundido aquí por el pico picapinos, también es perseguido. Esta ave que nos visita anualmente, llega en primavera, anidando en los cascajales, y al atardecer se les puede primero oír y después ver de regreso a sus nidos. Seguramente sea una de las más bellas aves que nos visitan.

abejaruco3

El mejor insecticida que tenemos no lo ha creado el hombre. Sin las Golondrinas estaríamos infectados de insectos.  Pero además, mucho antes que el hombre utilizara el adobe como medio de construcción, las golondrinas construían sus nidos con una mezcla de barro y paja.

Hoy conviven en nuestros pueblos utilizando los alerones de los tejados, y bodegas y pajares abandonados para construir sus nidos. Protejamos sus nidos y no los destruyamos. Sus excrementos no son nocivos ni manchan más que los residuos que se tiran en las calles. Admiremos su vuelo, sus nidos de barro y paja que son verdaderas obras de artesanía y la alegría con que inundan las mañanas primaverales. Cuando se marchan a África tras las fiestas de Santa Eufemia para pasar el invierno, el silencio que nos dejan nos trae nostalgia por el verano que se marchita.

(Continuará)

golondrina 3

golondrina2

 

golondrina4

Un comentario

luisa
 1 

me agrada mucho saber sobre las aves

agosto 7th, 2011 at 23:03 pm

Dejar comentario

Nombre (*)
Correo (no se publicara) (*)
Web
Comentar