17
Jun

Orígenes Románicos

   Escrito por: villalaco.net   en Iglesia

La Iglesia Parroquial Santa Eufemia de Villalaco se encuentra en el punto más elevado del casco urbano a 760,16 metros de altitud.

Desde este alto se domina la vega del rio Pisuerga. El sentido de esta situación es la posición estratégica para evitar las inundaciones anuales de la vega en la antigüedad provocadas por el desbordamiento del rio, cuando el cauce de éste no estaba regulado como en los tiempos actuales. La visibilidad en este punto permitiría el contacto visual con Valbuena, San Cebrián de Buena Madre y Villodre y de la vega, por lo que su situación es un punto también estrategico desde el punto de vista defensivo.

Este interesante templo es de diversa épocas, con ábside gótico, bóvedas renacentistas y torre barroca. Así lo recogen varios autores cuando hablan de ella.

Esto es lo que de forma genérica y resumida podemos decir de la fábrica actual, pero a lo largo de los últimos años se han ido descubriendo vestigios que demuestran que hubo otra fábrica anterior a la actual y de época románica.

Recientemente y consultando documentaciones medievales he encontrado una importantísima referencia documental en cuanto a los orígenes románicos de nuestra iglesia. Se trata de una escritura del siglo XIII contenida en el Libro Becerro Mayor de Santa María de Aguilar de Campoo.

De lo contenido en este libro hablaré en otro capítulo haciendo referencia a varias escrituras allí transcritas que tratan de diversas transacciones económicas en las que intervinieron varios habitantes de Villalaco allá por los años 1208-1229.

El libro Becerro antes nombrado es la recopilación de las escrituras almacenadas en los archivos de este monasterio de transacciones económicas en cuanto a compras y ventas de propiedades varias en diversos territorios que formaron su dominio. Desaparecidos los originales, queda este libro, que servía para manejar mejor el contenido de esas escrituras, preservando los originales y evitando su pérdida y deterioro con la copia que se realizaba al transcribirlas al libro.

Bien es cierto que en aquellos tiempos y tal como se ha ido viendo en tiempos muy recientes, muchas de esas escrituras eran falsas, y realizadas en tiempos posteriores con el fin de justificar una propiedad y sus rentas. Esperando un análisis más profundo de esa documentación desde el punto de vista de la historiografía, y mientras no se diga lo contrario, la anotación encontrada resulta de muchísimo interés histórico por la fecha en que se hizo.

La carta está fechada en 1214 (“Facta carta sub Era MCCLII”) donde hace referencia a la era y no al año. En ese momento reinaban en Castilla Alfonso VIII y Leonor de Plantagenet.

La corte real estaba por entonces instalada en Palencia, situándose el palacio real en lo que hoy es el Obispado de Palencia donde nacieron varios de sus hijos. El auge económico y social en el reinado de Alfonso VIII repercutió en Palencia al permitir las relaciones políticas con el extranjero un intercambio cultural  con Francia e Inglaterra. Esta influencia y auge cultural  permitió que en Palencia se encuentre una de las mayores concentraciones de arte románico de Europa.

Muestra de arte románico de esta época lo tenemos también cerca, como en Astudillo, Torre-Marte, Valdeolmos,…

En una parte de la escritura nº 185 de este libro Becerro (Archivo Histórico Nacional, Códices, L.994), haciendo referencias a compras de terreno que realizó el monasterio de Santa María de Aguilar de Campoo, en su folio 60 dice:

“Ego Sauastian Tinnoso de Uile Laco uendo una terra en Matarreal por II solidos et V dineros, en sulco uinea de Sancta Offimia, otra parte los frates, fiador Iuan Redondo”

Con esta anotación tenemos la referencia más antigua del patronazgo y culto de Santa Eufemia en Villalaco. La fábrica de la iglesia es anterior a 1214, puesto que en esa fecha ya existía.

En el año 1345, el obispo D. Vasco manda hacer en el Sínodo Diocesano la Estadística de la Diócesis de Palencia. Esta estadística es la más antigua que se conoce  de las iglesias y parroquias de la Diócesis de Palencia y por ella sabemos que en Villalaco había Iglesia y que estaba bajo la advocación de su actual patrona, Santa Eufemia, a mediados del siglo XIV:

En Villalaco en la iglesia de santa Eofimia deue auer dos prestes, vn diachono e quatro graderos, que son con la media racion del cura tres raciones e dos sesmas e media…”

De esta época podemos datar el ábside actual, el calvario y una pila bautismal utilizada ahora como pila de agua bendita.

De la observación de la fachada oeste y de los muros interiores se descubren diversas marcas de cantería coincidentes con las que se encuentran en otras iglesias románicas de la provincia de Palencia. Son significativos los restos del muro de esta fachada oeste. La saetera y el pequeño pórtico abocinado tapiado, nos hablan de un posible palacio fortificado o cas fuerte que tendría como anexo la antigua iglesia románica. Este muro fue parcialmente desmontado para construir el contrafuerte de apoyo de la bóveda renacentista, y sería realizada esa obra en el siglo XVI en el transcurso de la construcción de la actual fábrica.

rom1

rom2

rom3

Los sillares de esa fábrica románica fueron reutilizados en las sucesivas reconstrucciones de la iglesia, y así los encontramos desubicados formando parte de los actuales muros. Son fáciles de distinguir por las marcas de cantería que se repiten en distintos sillares, iguales a las del muro exterior de la fachada oeste. Esta reubicación de sillares es la misma que sufrió el reloj románico de sol del tipo canónico, del que hablamos en otro capítulo.

En el solar del frontón, utilizado antes como establo ganadero comunal, se encontraron tumbas de lajas, primero en el transcurso de la construcción del depósito de agua y después en la realización del parque de columpios. Estas tumbas de lajas son análogas a las del salero y las recientemente descubiertas en la zona conocida del espiritusanto ó Alcocero.

Pero si de resto románico hay alguno que resaltar éste es la Pila Bautismal. Esta pieza catalogada en el inventario del románico palentino es una pieza sólida y robusta  realizada en piedra caliza, lo más probable que extraída de la antigua cantera del monte, de la que saldría la sillería tallada para la construcción de la iglesia en distintas épocas. Por sus dimensiones y peso, no creo que la trajeran de muy lejos y lo más probable es que fuera tallada “in situ”.

rom5

Con un peso poco superior a los mil kilos, no hace mucho fue extraída y trasladada desde la antigua Capilla del Baptisterio a su actual  y nueva ubicación. Fue una  labor delicada y costosa. Las nuevas prácticas litúricas y la escasez de bautismos habían convertido la Capilla del Baptisterio en un trastero, llegando a tapar la pila de materiales.

En el transcurso de esta obra de extracción de la pila de su antigua ubicación, apareció como base y soporte de la pila una piedra que debió formar parte de un arco de ventanal de época románica. No hay más que fijarse en su ajedrezado.

Es otra reutilización de las piedras de la antigua fábrica de época románica.

rom4

Dejar comentario

Nombre (*)
Correo (no se publicara) (*)
Web
Comentar